jueves, 4 de octubre de 2012

Clot de la Mare de Deu. Burriana


La desembocadura del río Anna, una estribación del complejo fluvial del río Mijares antes de morir en el mar, conforma un precioso paraje de vegetación de ribera, que une la localidad de Burriana con su distrito marítimo, ofreciendo a los visitantes uno de los lugares más atractivos y singulares del litoral de Castellón, en donde el silencio apacible, solamente roto por el canto de algún pájaro y la belleza de sus rincones invita a recorrerlo sin prisas, disfrutando de una naturaleza generosa  y un paisaje único.
                Un camino ancho que discurre la mayor parte bajo la frondosidad de unos árboles sin fecha de caducidad, posibilita al visitante  un recorrido de senderismo suave, si lo que usted quiere es hacer algo de ejercicio, o un paseo agradable si lo que usted desea es disfrutar de la naturaleza en estado puro. Pero también es  lugar para los amantes, que pueden observar cómo su amor espejea en las aguas tranquilas del río; o para aquellos que deseen encontrarse asimismo después de haber andado perdidos por las tribulaciones diarias. Pasear por el Clot es beber de una fuente de vida espiritual para aquellos necesitados de calma y reflexión; pero también ofrece medicina para el cuerpo, si usted hace el recorrido completo, que viene a tener entre una hora u hora y media, desentendiendo del ritmo que imprima a su marcha.
                Merece la pena observar como el río se va ensanchando a medida que se acerca a su desembocadura, ofreciendo a nuestros ojos la vista de un espacio que se abre a la luz del Mediterráneo, cargado de aromas salinos que anuncian la proximidad  del mar. Allí el paisaje cambia, se hace diáfano en una gran pradera en la que se levanta La Torre del Mar, una de esas construcciones de piedra caliza que jalonan  el litoral castellonenses –las hay también en Benicasim, Oropesa, y en el camino entre Torreblanca y Peñíscola- que cumplían al papel de construcciones defensivas, ante los ataques de piratas que pudieran venir procedentes de Argel.
                El Clot de la Mare de Deu, es un regalo que la naturaleza nos ofrece, a un solo precio: respetarlo y conservarlo como ella ha querido que fuera. Lo demás: el disfrute de los sentidos, el suave ejercicio físico, o las dos cosas a la vez, lo tiene que poner usted.




                

No hay comentarios:

Publicar un comentario